Yolanda Fernández Dice

viernes, enero 26, 2007

ADIÓS, ALCIRA

La noticia llegó como un puñal traicionero:
"A la tía Alcira la atropelló un carro en la Avenida Bolívar y acaba de morir"

Y el nudo en la garganta se hizo realidad nuevamente,
se me puso chiquito el corazón.

Ya no tenemos ojos para llorarla... se nos fue Alcira.

Ella era suavecita como los recuerdos buenos,
nunca la vi disgustada... ella era suavecita.

Allá la dejamos, en el Cementerio Parque Metropolitano... en el Oriente.

Se nos fue Alcira...
Se nos fue Alcira y ya no tenemos ojos para llorarla.
Se nos fue...

6 Comments:

Publicar un comentario

<< Home