Yolanda Fernández Dice

jueves, marzo 03, 2016

ESTUDIANTES...

En los últimos tiempos he estado reflexionando sobre el país que le estamos dejando a los jóvenes y sobre cómo se le están cerrando las puertas de las oportunidades que ellos deberían tener.
No es nada fácil ser joven en la Venezuela actual.
Esta mañana viví un par de experiencias con mis alumnos que me entristecieron. A primera hora, estaba previsto que resolvieran unos Ejercicios de Aplicación sobre un contenido gramatical que incluía lectura, análisis y redacción. Faltaron ocho estudiantes; de esos ocho, cuatro no se reportaron, tres llegaron muy tarde y no los dejé presentar, acordé con ellos que recuperen esa evaluación con el grupo que presentará mañana,  y al último, que también llegó tarde, le permití que trabajara con su compañera que ya lo esperaba, el trabajo era en pareja.
Cuando llegó, le pregunté sobre qué le había pasado, por qué había llegado tarde. Me respondió: "Profe, por donde yo vivo se presentó un tiroteo y no pude salir de mi casa temprano". "Donde vives, hijo" -le pregunté. "En El 23, Profe, y eso se pone muy peligroso"
Miré su brazo delgadito y moreno y me enterneció. Es un niño este estudiante, tiene carita de niño que apenas está comenzando a vivir y ya le toca hacerlo de ese modo: entre balas, rodeado de peligro, de miseria humana y de falta de oportunidades. Vive en el sector del "23 de Enero", una zona que no conozco, pero que todos reconocen como muy compleja desde lo social, con muchas dificultades de todo tipo.
El otro caso fue el de un estudiante que vive en "Las Minas de Baruta", una barriada que creció en medio de urbanizaciones acomodadas del sureste capitalino. Él no pudo llegar a tiempo a su evaluación porque en su barrio no hay suficiente transporte público, según me dijo. En las últimas semanas ha habido varios asesinatos, uno de ellos un conductor de esa ruta, hay bandas armadas que se enfrentan y la gente está muy desprotegida. "Yo no salgo, Profe, vengo de mi casa a la universidad y regreso pa mi casa y no salgo, eso está muy complicado por allá"
Me quedé reflexiva, al salir del aula se lo comenté a mi colega D. Me puse en los zapatos de estos jóvenes y me avergoncé por el futuro que le estamos dejando. 
De verdad que es triste, mi Venezuela se salió de los límites. Esto ya no parece un país: este es un mundo salvaje donde impera el desorden, la indolencia y la intolerancia.
Mientras tanto, los gobernantes siguen experimentando con este pobre país que está a punto de estallar.
Seguiré...


4 Comments:

  • Ayer me estaba contando una jueza amiga que vive en Carabobo, que ya hace tiempo les quitaron la protección policial que tenían, ahora se juegan la vida cada vez que salen del trabajo, a ella el otro dia la asaltó un menor, le puso una pistola en la sien, no se como terminó la cosa exactamente porque en ese momento se cortó la Internet y todavia no tiene, pero no le pasó nada, lo convenció de que ella era abogado y trabajaba en lo penal defendiendo a los malandros, ella rezando para que no le mirara el bolso y viera la placa de juez, porque entonces estaba lista, odian a muerte a los jueces. Triste amiga, muy triste.
    Besos y salud

    By Blogger Genín, at 3 de marzo de 2016, 21:08  

  • Hola Yolanda, soy una abuela que vive en TO. El titulo de tu blog me atrajo y lo he leido...me acorde que cuando yo era adolecente en una conversacion de chicas hablabamos de las ciudades que nos gustaria conocer Ampparo dijo "yo Caracas"! dije Caracas!? "el la ciudad mas moderna de SA. ellos tienen tanto petroleo que se dieron el lujo de diseniarse y construirse una ciudad totalmente nueva!" cuando ha pasado el tiempo y he conocido muchas ciudades y hoy leyendo tu blog aun no conozco Caracas pero uno imaginaria si en los anios 60-70 eran tan ricos y tanto petroleo hoy Venezuela tendria que tener un nivel de vida para sus ciudadanos tan alto o similar a la Arabia Saudi...no son los criminales lo que cambia a una ciudad o un pais...son los gobiernos.
    Aqui, en los anios 90 un gobierno provincial cambio tanto la politica social que para la primera decada de los 2000 esta ciudad se volvio muy insegura,mucha gente pidiendo caridad en las calles, mucha gente sin vivienda y la cronica roja era lo que mas aparecia en la pagina principal de los diarios.
    Que hacer para dejar un mejor mundo a nuestros ninios? hacer nuestra parte, educa y ensenia cada oportunidad que tengas; y quizas bogar por gobiernos mas egalitarios, menos corruptos, que busquen y defiendan la educacion, y el derecho al mejor vivir de sus ciudadanos. Bueno es mi la opinion de esta abuela.
    Saludos

    By Anonymous Anónimo, at 4 de marzo de 2016, 14:32  

  • Genín, así es. Buena suerte tuvo tu amiga jueza, otros no la han contado.
    En algunos momentos siento mucha desesperanza, pero luego siento que mi camino está en seguir luchando desde mi "trinchera", desde el lugar donde me siento útil, querida y necesaria: el aula. Y mi herramienta seguirá siendo la palabra: para persuadir, para enseñar, para compartir, para respetar y para recordar.
    Me encanta trabajar con mis estudiantes, me hacen sentir viva y para ellos va dedicado mi esfuerzo.
    Estoy segura de que este mal tiempo venezolano va a pasar, no nos merecemos estas circunstancias y debemos seguir trabajando para mejorar.
    Un saludo muy cordial para ti.

    By Blogger Yolanda Fernández G., at 4 de marzo de 2016, 15:29  

  • Abuela, te agradezco el comentario.
    Venezuela está en malas condiciones hoy porque ha tenido unos gobernantes pésimos, sin preparación y con poca visión de futuro que han intentado imponer sus puntos de vista a fuego y sangre.
    Los pueblos son el reflejo de las políticas que diseñan los gobernantes y nosotros, los venezolanos, somos el mejor testimonio.
    Disculpa mi ignorancia, abuela, ¿vives en TO?... ¿qué ciudad es?...es que las siglas me confunden...
    Saludos

    By Blogger Yolanda Fernández G., at 4 de marzo de 2016, 15:37  

Publicar un comentario

<< Home