Yolanda Fernández Dice

domingo, octubre 28, 2007

"PROFESORA, ME LLAMO ANA..."

Salí del aula y caminaba por el pasillo con el Plan de Trabajo y la hoja de asistencia en las manos, cuando me abordó Ana. Acabo de iniciar un nuevo semestre en el CUPJLPR y mis aulas están repletas de caras nuevas. Ella era una de esas caras nuevas.
Ana es una mujer adulta. Cuando me abordó en el pasillo, la noté muy insegura, me dio la impresión de que no se sentía cómoda compartiendo aula con tantas muchachas jovencitas. En los cursos nuevo ingreso de Educación Especial la mayoría de la población estudiantil son muchachas muy jóvenes. Me dio la impresión de que creía que por ser adulta su derecho al estudio había caducado hace tiempo. Conversé un rato con Ana y ya me estoy preparando para darle la atención especial que requiere.
Esa conversación con Ana me hizo reflexionar sobre la exclusión y el conocimiento. Más que haber sido excluida, Ana se siente excluida, y ese es un problema más serio porque se trata de una conciencia excluida. Acaba de ingresar a estudiar una carrera universitaria y, por lo que me dijo, ella siente que no podrá superar las barreras que el conocimiento impone en la actualidad.
Pero, ¿hasta dónde alcanza la exclusión? ¿cómo no sentirse excluido del conocimiento cuando los cambios relacionados con él son tan rápidos e indetenibles?; ¿podremos absorber todo el conocimiento que se produce en la actualidad?; ¿estamos todos, de algún modo, condenados a la exclusión?; ¿cuánto y qué debemos conocer para no sentirnos excluidos del conocimiento?
Me hago estas preguntas porque siento que cuanto más estudiamos, más necesitamos conocer. Y la sensación de estar excluidos de los nuevos conocimientos y usos tecnológicos se va instalando porque es imposible alcanzar todo el conocimiento que se produce hoy.
Ana ha sido incluida en la educación formal, su edad no ha sido una barrera, pero ¿podrá incorporarse al conocimiento necesario para no estar al margen de los cambios?
Seguiré escribiendo sobre este tema porque la forma como se crea y difunde el conocimiento está generando un fenómeno de exclusión asombroso. Ayer lo discutía con unos colegas: estudiamos, conocemos, aprendemos, vamos a cursos y tratamos de mantenernos actualizados, pero debemos reconocer que en algunos campos del saber somos unos ignorantes excluidos... y no me apena decirlo.
Seguiré escribiendo sobre este tema: el conocimiento y la exclusión.

23 Comments:

  • Si, definitivamente esa exclusion es impuesta principalmente po la misma persona. Cuando yo estudie administracion, en nuestro grupo estaba un Sr. de mas 40 años, cuando la gran mayoria ni habia llegado a los 20. Ese Sr. siempre fue uno mas del grupo, nadie lo excluia de ningun grupo y el creo que se sentia muy a gusto, aunque por supuesto siempre se hacian bromas en relacion "al viejito del salon". Fue muy lindo el dia de la graduacion cuando todos nos levantamos a aplaudrilo cuando recibio su titulo!!!

    PD: ya hice el post de mi anecdota con Benedetti =)

    By Blogger Alleta, at 29 de octubre de 2007, 10:01  

  • Muy acertado este tema, tienes mucha razón, es un mundo muy competitivo y no se puede abarcar todo, pero no hay peor exclusión que aquella que parte de uno. Muchos besotes Yolanda.

    By Blogger Waiting for Godot, at 29 de octubre de 2007, 13:21  

  • Interesante reflexión.

    Eso de SENTIRSE EXCLUIDA es lo que más le va a costar superar. Ojalá puedas ayudarla en el proceso.

    By Blogger Mariale divagando, at 31 de octubre de 2007, 08:14  

  • Interesante Yolanda. Es algo que he pensado varias veces... Cuando uno quiere saber todo y a la perfección (aunque suene utópico) ¿Cómo absorber tanta información? por ejemplo en el área de tecnología, si en un “instante” ya hay dos versiones mas nuevas o algo superior y totalmente diferente. Y aparte, uno siempre quiere saber de diferentes áreas, por lo que encerrarse en la tecnología te disminuiría un campo de posibilidades (a la vez que te las abre)

    Besos y Happy Halloween!

    By Blogger Cho, at 31 de octubre de 2007, 17:59  

  • Me gusta que hayas podido ayudar a Ana, que te hayas implicado y estés buscando soluciones, ya que cada cosa pequeña que podamos hacer es mucho.
    Estoy también de acuerdo con waiting que si uno mismo se excluye ya estamos mal.


    Un beso profe

    By Blogger Waipu Carolina, at 1 de noviembre de 2007, 09:54  

  • Buenas noches Yolanda(tardes para tí),

    -En el pasado mi abuela siempre nos decía"tienes que arroparte siempre solo hasta donde te alcance la cobija" ese era su humilde legado para justificar nuestra educación,si salíamos mal y nos sentíamos desanimados en algo ect.

    -Hoy en día creo que eso solo es aplicable a cuestiones como la ambicion ect,pero en conocimientos nunca puedes sentirte excluido de querer saber más,y si así lo es,eso ya es un problema de autoestima personal,ya que de una u otra forma sea la edad que sea,siempre es bueno,no tener la ambición de ser el mejor,eso es tontería,pero mantener la mente activa y atenta a todo,te hace no sentírte al margen de los cambios ni apartada de la realidad.

    -Un abrazo.Gusto haberte visitado.

    By Blogger Day, at 2 de noviembre de 2007, 14:24  

  • pues en campo tecnologico: no lo niego, si no se està al dìa, te quedas atràs, y serà dificil que te saquen de alli... Y es dificil estar al dia..., eso requiere estar atentos a la novedad, y estudio, mucho estudio... lo digo por mi trabajo: lo que sè hoy, serà una estupidez obsoleta dentro de unos meses...

    Pero, opino que la mayor exclusion es SENTIRSE EXCLUIDO... Es tener miedo a lanzarse al agua, a preguntar, a pedir ayuda, a integrarse... Eso es grave, y superar eso es fundamental para seguir creciendo....

    besitosss

    By Blogger Dabart, at 3 de noviembre de 2007, 20:58  

  • qué tremendo post!
    una lección de vida para muchas Anas (conozco tantas!)
    el cielo es el límite, Yoly.
    Y gracias a papá (que era así como tú: positivo )lo aprendí, aún puedo hacer cosas nuevas y siempre podré.
    yo también te quiero mucho amiga ♥♥

    By Blogger Nostalgia, at 5 de noviembre de 2007, 12:20  

  • El cielo es el limite, un beso para ti

    By Blogger Lindisima, at 7 de noviembre de 2007, 10:45  

  • Hola amiga, te quedaste tan alegre con el post anterior que no habias vuelto a aparecer con algo nuevo.
    Muy interesante el planteamiento, yo no creo que la edad tenga mucho que ver con el aprendizaje, sin embargo quizas comienzan a fallar algunos sentidos como la vista y el oido... y creo que la base que traigas es muy importante y en algunos casos hay materias que se han olvidado.
    Veo por ejemplo que para la computación no muchas personas mayores tienen facilidad y en muchos casos son profesionales universitarios y sin embargo eso los bloquea.
    Creo que Ana ha tenido mucha suerte de conseguir en su camino alguien como tu.
    Y te pregunto, cuantos años tiene Ana?
    Un beso
    Adela

    By Blogger adelita, at 8 de noviembre de 2007, 21:20  

  • Alleta, me está costando un mundo integrar a Ana porque tiene una "coraza" de inseguridad muy dura.
    Ella se está quedando al margen de la participación de sus compañeros y es un caso muy especial porque el grupo es muy bueno, responsable, participativo y dinámico y ella no quiere atreverse.
    Saludos.
    Gracias por tu comentario.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de noviembre de 2007, 21:57  

  • Waiting, dices que "no hay peor exclusión que aquella que parte de uno", y tienes razón.
    Cuando las personas se excluyen y niegan sus posibilidades, el trabajo se hace cuesta arriba.
    Pero seguiré en mi empeño de rescatar a Ana para la actividad creativa y la participación.
    Si no se incorpora en el primer semestre, "la maquinaria" del sistema educativo la va a exprimir hasta que asuma su papel o se escape por el camino de la deserción... yo espero que pueda incorporarse.
    Saludos.


    Mariale, gracias por tu comentario. Has dado en el blanco, ese es el gran problema que debe superar la señora Ana: su propia autoexclusión.
    Saludos y gracias por tu visita.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de noviembre de 2007, 22:06  

  • Cho, gracias por tu visita.
    Al final, el mundo está lleno de especialistas que son "analfabetas" en otras áreas del saber.
    ¿Viviremos en un mundo de ignorantes especialistas? Parece una paradoja, pero tiene su peso.
    Saludos.


    Waipu Carolina, el trabajo va a ser duro y largo.
    Saludos.



    Querida Daymira, el gran problema es la autoexclusión.
    Y la gran solución pasa por un cambio de conciencia porque todos pueden ser útiles y valiosos aún a pesar de la edad.
    Envejecer es nuestro destino y nadie puede escapar a eso, hay que buscar el equilibrio entre nuestros años y nuestras acciones y ser coherentes en esa búsqueda.
    Un gran saludo y gracias por tus comentarios, los aprecio mucho.




    Dabart, es así..."la mayor exclusion es SENTIRSE EXCLUIDO. Tú lo dices y yo lo avalo totalmente. Nada más que añadir.
    Un gran saludo para ti.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de noviembre de 2007, 22:18  

  • Nostalgia querida, el cielo es el límite... y si hay que ir más allá del cielo, pues... a caminar porque nada debe limitar nuestras aspiraciones.
    No excluirse es la NOTA que debemos fomentar para evitar que las Anas se reproduzcan.
    Un abrazote para ti.


    Lindísima, gracias por tu comentario. Mas allá del cielo, si es necesario...No debe haber límites para soñar y crecer.
    Un gran saludo.


    Adelita, gracias por tu comentario.
    La próxima clase le pregunto la edad, pero los años no deben justificar la exclusión porque no estamos haciendo una "competencia de triatlón". Los adultos también tienen mucho que aprender, pero pueden enseñar más de lo que ellos creen.
    El semestre pasado, tuve en mi aula a Elba, una abuelita más "vital" que muchos de los adolescentes que conozco. Y Elba va "palante"... para nada se excluyó y fue un gran apoyo tenerla en el aula en esa ocasión.
    Hoy la vi en uno de los pasillos y me dio mucho gusto verla tan activa como una hormiga y tan firme como una columna... ella va palante, integrada y activa.
    Un gran saludo, Adelita.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de noviembre de 2007, 22:32  

  • Querida Yolanda, maestra y amiga :

    Que puede decir este modesto artesano frente a la magistral clase que nos has dado.

    Simplemente agregar un concepto que heredé de mi Padre : "El saber no ocupa espacio y el desafío es crecer sin límites" ... Gracias a este simple concepto, logré muchas satisfacciones en mi vida laboral y profesional (hoy, en mi nueva condición física, aplico ese mismo concepto en el arte de esculpir la madera).

    A mi modesto entender la clave del éxito está en el "hambre" ... Así como sentimos hambre de alimento, debemos sentir hambre de conocimiento.

    Un fuerte abrazo y todo mi cariño.

    Que Dios te bendiga,

    Alejandro
    PD : Gracias por tu permanente apoyo.

    By Blogger ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO, at 12 de noviembre de 2007, 21:08  

  • La cantidad de Anas crece a medida que saboteamos nuestro interior por una "complacencia" con el exterior!

    Definitivamente acertada tu propuesta: La meta se aleja cuando nosotros mismos no la perseguimos!

    Buen dia querida Yolanda!

    By Blogger J-oda, at 13 de noviembre de 2007, 13:51  

  • Hola Yola,
    Tremendo post, me gusto mucho. En escasas ocasiones me he topado con alumnos "excluidos" pero si mucho mayores; inclusive mayores que yo pero lo mas importante ha sido que ellos ni por un momento se han sentido excluidos sino parte integrante de los mejores momentos andragógicos que pueda recordar. Adelante cariño y suerte en esta empresa.

    By Blogger Elier, at 14 de noviembre de 2007, 20:14  

  • Hola Yolanda Fernández, muy interesante el tema que planteas, hay una máxima que dice que mientras mas se sabe mas se ignora; creo que es por que en la medida que nuestro conocimiento se amplia caemos en cuenta de cuantas cosas ignoramos y queremos saber, pero definitivamente en esta era moderna la rapidez y la cantidad de medios que tenemos a nuestra disposición para difundir los conocimientos es avasallador y es difícil mantenerse al día de los mismos.
    Saludos
    José

    By Blogger Venezolano1975, at 16 de noviembre de 2007, 12:08  

  • Mi querida Yolanda,
    Ana y muchos otros nos sentimos excluídos en diferentes aspectos, y mucho de ese sentimiento nos lo causa el hecho de no conocer.
    Espero que tu nueva alumna, entienda que los límites no existen y que el ser humano tiene una capacidad increíble para aprender y seguir con deseos de adquirir conocimientos.

    Saludos!!

    By Blogger El Trimardito, at 16 de noviembre de 2007, 15:05  

  • El concurso para ganar el calendario de curas ya ha empezado puedes votar por tu comentario favorito! :)

    By Blogger Waiting for Godot, at 20 de noviembre de 2007, 15:26  

  • ...Pasaba a saludarte!...
    un abrazo!

    By Blogger Dabart, at 22 de noviembre de 2007, 10:53  

  • Hola Yolanda, pasaba a saludar!!! =)

    By Blogger Alleta, at 26 de noviembre de 2007, 12:59  

  • Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    By Anonymous Anónimo, at 24 de febrero de 2008, 21:03  

Publicar un comentario

<< Home