Yolanda Fernández Dice

martes, septiembre 04, 2007

LOS SONIDOS DE LA NOCHE

LOS SONIDOS DE LA NOCHE
2:10 de la madrugada, despierto con sobresalto, he tenido una pesadilla. Mi corazón late descontrolado y me cuesta serenarme, cierro los ojos y trato de conciliar el sueño nuevamente, pero no puedo.
Fuera de la casa, la noche rural ofrece sus sonidos: un perro insatisfecho que a lo lejos aulla como reclamando el calor que en la húmeda calle no encuentra; un ejército de sapos y ranas que croan celebrando el festín de la reciente lluvia; los grillos incansables y recónditos con sus chillidos indefinibles me aturden; el agua que escurre del techo y cae sobre una pieza de metal colocada en el suelo para evitar el socavamiento, produce un sonido como de tambores. De pronto un alcaraván chilla agudo y alarmado como si atisbara algún peligro en la noche invernal.
Me paraliza el miedo, me siento extraña en aquella cama, extraña e infinitamente sola. Siento ajenos todos esos sonidos, pertenecen a una realidad que trato de comprender, pero no puedo. Es una realidad que abandoné hace muchos años y son los sonidos de la noche rural en la que me encuentro hoy. Todo es lluvia y desolación, humedad y oscuridad.
A pesar del miedo, me levanto y voy hasta la ventana. Todo está en su lugar, no veo nada anormal en aquel inmenso patio donde crecen salvajes el cariaquito y las verdolagas. Las sombras y los sonidos de la noche rural me recuerdan la agria savia que nutrió mi infancia en aquel campo lejano.
LOS SONIDOS DEL AMANECER
Amanece limpio el día, ayer llovió mucho. Todos estos días ha llovido como si estuviesen lavando el cielo; agua, agua, agua, agua es el sino de estos tiempos. La madrugada está bastante fresca y por la ventana entra un aire frío.
Cantan los gallos y pronto le sigue el trinar de los infinitos pájaros, la luz llega con el amanecer de mi último día en esta estancia.
Todos los pájaros cantan enloquecidos, es maravillosa esa orquesta que celebra la vida rural. Los pájaros cantan y le doy gracias a la vida por el nuevo día y por permitirme la oportunidad de ver y oír a los ángeles del amanecer rural: pájaros cantores portadores de los hermosos sonidos del amanecer (1-9-07)

17 Comments:

  • Hola Yoly!!!

    me alegra que hayas disfrutado tus días maravillosos en el campo....
    si supieras cuánto extraño mis pueblos venezolanos!
    esos paisajes con aroma a café recién colado, a lluvia limpia, a sembradíos, a pájaros libres, a naturaleza pura...

    tu relato me ha llevado también a recordar momentos inefables de mi infancia...

    hermoso.

    besos mil ♥

    (me contento que mi escrito te haya ayudado en algo)

    By Blogger Nostalgia, at 5 de septiembre de 2007, 09:44  

  • Me recuerda mucho también mi infancia rural, solo que yo sigo en el mismo sitio y fue la ciudad la que se apodero de ese campo que siempre verde y siempre vivo me trae grandes recuerdos, gracias por la evocación.
    Saludos
    José

    By Blogger Venezolano1975, at 6 de septiembre de 2007, 10:07  

  • Hola Bella!!!
    Me contenta que hayas disfrutado de todo eso, y de tenerte de vuelta. BEsos.

    By Blogger Waiting for Godot, at 6 de septiembre de 2007, 13:09  

  • Yolita!
    LO mejor es cuando regresas, porque vienes cargada de toda esa rica energía que da la tranquilidad de nuestros pueblos, el aroma de nuestro interior se parece más al cielo!

    Bendiciones desde mi ahora querida!

    By Blogger J-oda, at 7 de septiembre de 2007, 19:20  

  • Caríssima Yolanda,

    "j-oda" disse tudo. É muito gratificante ler o que você escreve. Há sempre uma magia por trás das suas palavras.

    Estou sempre lendo seus posts, nem sempre os comento: seus admiradores esgotam tudo o que se pode dizer a respeito e não sobra muito para mim.

    Enorme beijo no seu coração e estejas com Deus.


    SDS

    By Blogger CAntonio, at 8 de septiembre de 2007, 07:50  

  • Que bonito Yolanda! Has recargado las baterías del alma, te has llenado de energía, se nota en tus palabras, en tu descripción de lo que sientes, de lo que oyes, de lo que ves. Solo queda dejarte las gracias por relatarnos y hacernos ver que la vida son más cosas, muchas más...un beso!

    By Blogger Oswaldo Aiffil, at 8 de septiembre de 2007, 10:22  

  • La verdad es que los del amanecer son mucho mas agradables.... Gran Saludo.

    By Blogger unocontodo, at 8 de septiembre de 2007, 10:59  

  • Querida Nostalgia, los días los disfruté mucho, pero las noches fueron de terror.
    Y es que me he vuelto "miedosa" y la noche rural me da mucho temor...los ruidos, la inmensidad del campo, las aves nocturnas que chillan, los perros que ladran... la noche rural me da mucho miedo, te lo confieso sin ningún rubor.
    Saludos y un abrazote.


    José, gracias por tu comentario. Aún recuerdo los tiempos de cosecha de mangos, las manos llenas de ese sucio pastoso que se formaba durante la jornada y el sabor de aquellos mangos que formaban una colcha amarilla bajo las matas. También recuerdo las montañas de auyamas que se juntaban en el suelo antes de que llegara el camión que las llevaba al mercado... tiempos de la infancia que se fue...tiempos de la infancia...
    Saludos cordiales y gracias por tu visita.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de septiembre de 2007, 19:56  

  • Waiting, gracias por estar pendiente.
    Un beso y mi bendición para ti.



    J- Oda, en los pueblos del interior el tiempo se hace l-e-n-t-o- y la vida es otra.
    He entendido que para ser feliz no necesitamos nada, sólo abrirnos a lo que la vida nos da y agradecer siempre por lo que tenemos.
    Un gran abrazo para ti...


    Antonio querido, qué bueno poder contar con tu compañía. Dices: "seus admiradores esgotam tudo o que se pode dizer a respeito e não sobra muito para mim"... para mí es verdaderamente importante lo que puedas decir porque tu lengua portuguesa tiene la dulzura de mis raíces maternas y puedo comprenderte perfectamente.
    No dejes de comentar, un gran abrazo y mil gracias por acercarte a mi casa... siempre eres bienvenido.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de septiembre de 2007, 20:04  

  • Oswaldo, gracias por tus palabras.
    Me he recargado y le doy gracias a Dios por permitirme hacerlo, por la salud que he ido recuperando, por disfrutar el verde de nuestros campos y el canto de los pájaros. Los amaneceres y los atardeceres llenos del canto de los pájaros me han llegado a lo más profundo.
    Un gran beso para ti...

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de septiembre de 2007, 20:09  

  • Horacio Unocontodo, que bueno verte por acá.
    Te dejo un SOS porque no puedo entrar a tu blog, acabo de entrar en Unoconfoto, pero desde hace tiempo no puedo ver tu blog principal.
    Estaba preocupada por ti, espero que estés bien y revisa tu blog, necesito tus mensajes llenos de precisión y creatividad.
    Hermano, revise su blog y no nos abandone.
    Un gran abrazo...

    By Blogger Yolanda Fernández, at 8 de septiembre de 2007, 20:13  

  • Querida Yolanda, muy bonito el escrito, la descripción muy cierta de lo que es la naturaleza en algunos lugares.Aqui llovió muchisimo hoy y aqui estoy, como tu describes, entre un coro de cuanto insecto y sapo existe, ademas de oir el mar, definitivamente bello y cuantos necesitan comprar un CD con esas sinfonias para relajarse...
    Espero en algún momento que pases por aqui conocerte personalmente.
    Periquita, Dudu y Douglas vienen en Noviembre, a ver si te animas.
    Un beso
    Adela

    By Blogger adelita, at 8 de septiembre de 2007, 21:23  

  • Hola Yolanda, al leer tu relato, además de transportarme a otros tiempos y otras geografías como a otros lectores, vi reflejados mis días y mis noches aquí en Douala, que como en Venezuela, estan pobladas de infinitos grillos y sapitos, pajaros y mucha lluvia de junio a noviembre!

    By Blogger MoniQueen, at 9 de septiembre de 2007, 16:45  

  • Yolanda, parece-me que agrad�veis foram seus dias no campo.Creio estar eu precisando fazer isso tamb�m, � uma terapia, pelo menos para mim o �.Oas sons rurais durante a noite ou ao amanhecer s�o mesmo fant�sticos.Sua maneira de descrev�-los � simplesmente bela.
    Um grande abra�o

    By Blogger ROÇA COISA É OUTRA LIMPA, at 9 de septiembre de 2007, 21:27  

  • esa visita si que dan ganas de hacerla,irse y relarjarse en esos lugares donde puedes ver y escuchar los sonidos que te trae la naturaleza, es sencillamente hermoso.

    Saludos!!

    By Blogger El Trimardito, at 10 de septiembre de 2007, 11:56  

  • Lo bueno es que no importa cuan oscura y tenebrosa haya sido la noche, siempre hay un amanecer. Asi que te deseo muchos amaneceres bonitos y reconfortantes.
    Un abrazo♥

    By Blogger Alleta, at 13 de septiembre de 2007, 09:16  

  • Estimada Yolanda, antes que todo quiero agradecer con profunda sinceridad tu apoyo a mi causa (que es la de muchos).

    Creo que poca gente se imagina como nos sostiene la empatía a aquellas personas que hemos sufrido una desgracia brutal (pero no te preocupes, me estoy poniendo de pie ... espiritualmente).

    Un fuerte y sentido abrazo de este nuevo amigo,

    Alejandro

    By Blogger ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO, at 13 de septiembre de 2007, 14:12  

Publicar un comentario

<< Home