Yolanda Fernández Dice

domingo, marzo 20, 2016

DOMINGO DE RAMOS

Fui con mi hijo a la penúltima misa del Domingo de Ramos en la iglesia de La Candelaria, había muchísima gente y hacía un fuerte calor dentro del templo. La liturgia fue larga y diferente a las tradicionales, pero igualmente me gustó, aunque nos tocó estar de pie todo el rato.
Como es tradición, hubo el reparto de palmas que son bendecidas por el sacerdote y que recuerdan la entrada de Jesús de Nazaret en Jerusalén. Hubo una presentación a varias voces del contenido del Evangelio de San Mateo, fue interesante y novedoso.
En la plaza Candelaria había vendedores que comercializaban las palmas, pero por lo que vi las ventas de este año no fueron buenas porque había muchísimas cajas con palmas elaboradas y decoradas que no se habían vendido.
Nosotros tomamos un par de hojas que nos entregaron en la puerta del templo.



Con este pequeño tesoro regresamos a casa después de tomarnos un café en un bonito lugar que está ubicado frente a la plaza Candelaria. 

Le agradezco a la vida por tener el hijo que tengo, quien todavía acepta mis invitaciones y me permite compartir con él algunos momentos de grato esparcimiento, que tanto bien le hacen al alma.


1 Comments:

  • Me alegro mucho por ti, ya sabes el dicho, "De tal palo tal astilla" jajaja
    Yo tengo a mi hija y su familia en Punta Cana y también me han mandado fotos desde allá, eso me alegra mucho, es como estar un poco con ellos :)
    Besos y salud

    By Blogger Genín, at 21 de marzo de 2016, 13:24  

Publicar un comentario

<< Home