Yolanda Fernández Dice

domingo, agosto 29, 2010

¿ANOMIA?

Casi a la medianoche estaba leyendo en la tranquilidad de mi casa cuando oí un barullo enorme en la calle. Gritos y puteadas, frenazos de carros y más gritos.

No pude contenerme y me asomé al balcón, a pesar de entender que en esta ciudad el oficio de "mirón" puede resultar peligroso. A eso hemos llegado, mirar por nuestras ventanas puede regalarnos una bala...

En la calle había un montón de gente, hombres y mujeres. Por los gritos supe que habían acorralado a un ladrón y lo estaban golpeando salvajemente: "coño e tu madre, ladrón de mierda, dame esa vaina... crees que no te vi, mugre, desgraciado, degenerado, hijueputa, ladrón de mierda, pa que no vuelvas a robar"; y los golpes, patadas, puñetazos volaban hacia aquel infeliz que tirado en el suelo se cubría como podía.

Todo aquello me aterró, lo van a matar a golpes, lo están matando a golpes, lo están matando a golpes... y nadie paraba aquello. Sin conocer nada, sin conocer la infracción cometida por aquel "degenerado" sentí una enorme piedad por él.

Es aterrador que los ciudadanos tomen la justicia por su mano, cual Fuenteovejuna, desamparados sin leyes, normas o reglas.

Esta anomia es producto de la descomposición enorme que vivimos en la actualidad. Cada quien se defiende como puede, cada quien se encierra en su casa temprano para huir de la violencia, de los ladrones, de las balas. Pero eso parece que no es suficiente porque este monstruo de mil cabezas se regenera y reproduce por todas partes. Y se nos está metiendo en cada poro, en las células, en las mitocondrias, en nuestro ácido desoxirribonucleico, en la saliva, en la sangre: la violencia.

Confieso que tengo mucho miedo, esta no es la ciudad que sueño para mi futuro, para mis años de abuelita.

A riesgo de mi integridad lancé una gran jarra de agua por el balcón... tratando de refrescar los ánimos caldeados de la calle.

Al rato todo había pasado, los justicieros desaparecieron en sus carros y motos, y el infeliz 'degenerado' se levantó como pudo y fue a sentarse en el piso frente al restaurant. Ladrón ensangrentado, roto, desarmado, infeliz, degenerado, castigado, jodido, "consecuencia" desventurada de esta ciudad salvaje.

Y aquí estoy yo asustada, aterrorizada, estremecida, temblando todavía por la escena de anoche. Aunque no es la primera vez que ocurren estos hechos en mi calle, todavía en mi cabecita no cabe la idea de que ESO deba resolverse ASÍ: fuenteovejuna, fuenteovejuna, fuenteovejuna...

Y me cuentan que en las barriadas de la periferia caraqueña es peor: balas por doquier, armas de todo tipo, violencia, miseria, prostitución, indigencia, desventura y drogas.

Qué más se puede pedir: un infiernito en la tierra.

Anomia perfecta producto de autoridades incapaces, autoridades que delinquen con uniforme y corbata.

Hoy es el cansancio, es la impotencia de ver que todo se está yendo por la cloaca, que todo se está convirtiendo en personas mugre, personas desperdicio, personas basura, personas desgracia, personas desecho: ¿Personas?

7 Comments:

  • Si, por fin Chávez se puede sentir orgulloso:
    Caracas, la ciudad mas insegura del mundo, reconocimiento por unanimidad.
    Quien me lo iba a decir cuando juergueaba de parranda a las cuatro de la mañana por el Este...
    Pero según leo, cada media hora es asesinada una persona en Venezuela...
    Que desgracia...
    Salud y besitos

    By Blogger Genín, at 29 de agosto de 2010, 12:37  

  • Te leo y veo mi propio país, que cosa que latinoamérica siempre van sus países hermanados en la desgracia. Comprendo tu horror y tu pena, a la distancia la comparto. Besos tía Elsa.

    By Blogger tia elsa, at 29 de agosto de 2010, 14:32  

  • Qué conmoción, qué miedo!

    Comparto totalmente tu desazón y es como decís, cuando la gente toma justicia por mano propia, es porque no se siente respaldada ni protegida por quienes deberían hacerlo.

    By Blogger Alicia Seminara, at 29 de agosto de 2010, 17:41  

  • Gracias por tu comentario, Genín.
    Esta es nuestra realidad hoy,la gente está agresiva, hay mucha impunidad y cuando la gente se siente indefensa "ataca" para protegerse y se crea ese estado de anomia y desorden que puede producir cualquier cosa.
    Lo de anoche fue grotesco porque casi matan a palos al tipo que quedó ensangrentado y quejándose en el piso.
    Lo malo de todo eso es que ya nos estamos "acostumbrando" a que esas situaciones formen parte del paisaje.
    Para mí eso doloroso, los últimos tiempos no han sido buenos y todo en mi país se degrada aceleradamente.
    Saludos y salud, caballero.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 29 de agosto de 2010, 18:19  

  • Elsa querida, saludos.
    Sí, parece que somos semejantes en la desgracia... ¿será producto de la población que constituye nuestras naciones o de los políticos que nos gerencian?
    Es el desorden, la impudicia, la deshonestidad, el no cumplimiento de las normas... son muchos los factores.
    Latinoamerica es un "hervidero" que intenta buscar su camino, pero se equivoca en algunas acciones.
    Somos un hervidero, Elsa.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 29 de agosto de 2010, 18:26  

  • Sí, Alicia, aquí vivimos en permanente conmoción por una causa o por otra.
    Vivimos con miedo, lamentablemente.
    Hacer los viajes que haces tú y tomar las lindas fotos que tomas tú es una actividad de alto riesgo en mi país, lamentablemente.
    Para que me comprendas mejor, hace unos días, acá asaltaron en la carretera de oriente un bus, robaron a todos los pasajeros, al conductor y a su asistente, robaron todos los equipajes y maltrataron a algunas mujeres.
    El bus se detuvo por un desperfecto mecánico, llegaron los delincuentes y pasó lo que te cuento.
    En esta ciudad, ir con una cámara por la calle haciendo fotografías es una actividad de alto riesgo para el turista desprevenido.
    Esa es la realidad de mi país, lamentablemente.
    Mañana tengo que viajar en bus por la carretera de oriente y ya estoy preocupada y ansiosa...
    Gracias por tu comentario.

    By Blogger Yolanda Fernández, at 29 de agosto de 2010, 18:41  

  • Así estamos Yolanda! Duele decirlo pero así estamos. Ya estoy de vuelta en casa. Envíame la encuesta cuando puedas. Un beso!

    By Blogger Oswaldo Aiffil, at 14 de septiembre de 2010, 16:42  

Publicar un comentario

<< Home