Yolanda Fernández Dice

jueves, abril 21, 2016

PAÍS DEVASTADO

El título hace referencia a la imagen de mi país que veo por todas partes.
Ha comenzado a llover y esta semana ha sido fuerte la cantidad de agua que ha caído: tres días seguidos de lluvia intensa es como demasiado para quienes estuvimos largos meses sin ver caer ni una  sola gota.

Tomada de http://www.lapatilla.com/site/
En esta ciudad todo se vuelve "patas pa rriba" cuando llueve. La foto corresponde a una zona de Petare y la coloco como muestra de lo abandonada que está la ciudad y el país en su totalidad. Siento vergüenza...
A todo se le suma el racionamiento de electricidad que en estos días amenaza con convertirse en una tragedia. Vivir sin electricidad en la casa o en el lugar de trabajo es inconcebible en estos tiempos. Todo se mueve o relaciona de algún modo con la electricidad.
Abandono generalizado, falta de previsión, ausencia de planes de desarrollo serios, improvisación, despilfarro de recursos, corrupción, poca sensibilidad por lo humano... Cuando un país se maneja bajo estos criterios el resultado es lo que nos está tocando enfrentar hoy en mi país.
Venezuela, estamos muy mal...

domingo, abril 17, 2016

NOSOTROS

1. Miro a mi alrededor y es imposible no ver lo mal que estamos. En lo particular, me siento realmente MAL... todo junto en un solo día. ¡DIOS!
2. La vida que soñé se está escapando por los agujeritos de la infelicidad. ¿Por qué todo debe ser así?
3. Todo está enlazado, TODO se relaciona con TODO. No hay cabos sueltos, pero hay que saber relacionarlos sin censurar al otro. NOSOTROS.
4. ¡Doy gracias a DIOS por todo! ¡Por el ayer, el hoy y el mañana! ¡Siempre doy gracias a DIOS! ¡Que derrame bendiciones sobre NOSOTROS!
5. Es tiempo de darle descanso al cuerpo para que el alma se fortalezca. Mañana será un mejor día. No más noticias tristes por hoy... NOSOTROS.


miércoles, abril 13, 2016

MADERA DURA

En estos días se habla con preocupación sobre la gran sequía que afecta el embalse de la represa del Guri, en el estado Bolívar, aquí en Venezuela. Allí está la mayor fuente de generación de electricidad de nuestro país y la sequía preocupa porque puede llegar un apagón si el agua que mueve las turbinas llega a niveles más bajos. Es preocupante, verdaderamente preocupante.
Pero a lo que me quiero referir con este texto es a la madera dura de los árboles que fueron sumergidos cuando se cerró la represa del Guri. La represa del Guri se comenzó a construir en la década de los 60 del siglo pasado.
Según Wikipedia "la construcción de la presa de Guri se inició en el año 1963. La primera central eléctrica, con diez unidades de generación y una capacidad total instalada de 2065 MW, empezó a funcionar comercialmente en 1978. En 1985 se construyó una segunda central para alojar otras diez unidades de generación de 730 MW cada una. Con ello la capacidad total de la planta se elevó a 10000 MW". 
Sin duda, estamos hablando de un embalse enorme. Bajo sus aguas quedaron sumergidos muchos árboles, inmensos árboles.


Fuente:http://www.lapatilla.com/site/2016/04/13/el-desierto-que-dejo-la-sequia-en-el-guri-fotos/

Son árboles que todavía están de pie, la foto muestra un bosque de esqueletos arbóreos de madera dura, tan dura como la voluntad del pueblo venezolano. Madera dura y maravillosa de la que estamos hechos. 
Quise hacer el texto como homenaje a mis coterráneos porque somos madera dura y no nos doblegamos ante las injusticias, y batallaremos hasta el final. Somos madera dura. 




sábado, abril 09, 2016

SINEDAD PARÉS

Aunque el camino seguiste,
nueve meses en el vientre de tu madre esperaste
para amar y mostrarte.
Cuatro estaciones en el país del Norte donde viviste...
...niñez, hermandad; trigo y naranjas.
Uno solo sin pensar en otro porque eres tú
y aquí estás: próximo, rodeándome, ofreciéndome
nueve pasos para llegar a la infinita felicidad.
Luna menguante, estrellas, reflejos, música y 
cinco hermanos que te rodean... hermana.
Luna creciente para un encuentro deseado y esperado.
Canarina canariensis
Cero es la perfección de la creación, 
exacto, sin extremos, línea infinita y amorosa.